Saltar al contenido
deaeroyoga.com

Aprender Fitoterapia, plantas que curan ✨

27 febrero 2021
margaritas

Si te interesa aprender fitoterapia, ya sabrás que esta práctica se basa en el uso de plantas con beneficios medicinales con el fin de aliviar o prevenir síntomas y enfermedades comunes.

Se trata de otra de las terapias naturales que nos acompañan en nuestro día a día y que incluso has aplicado por tu cuenta sin saberlo. Por ejemplo, cuando tomas un té de manzanilla para aliviar la ansiedad o el dolor de cabeza, estás utilizando la fitoterapia.

aprender fitoterapia

¿Qué es la fitoterapia?

Para aprender fitoterapia la base principal está en el uso de productos vegetales que previenen, alivian o curan enfermedades y síntomas.

El término fitoterapia proviene del griego “phytós” que significa planta o vegetal y “therapeia” que significa terapia.

El consumo de plantas medicinales es tan antiguo como la humanidad, a partir de ellas se obtienen muchos productos farmacéuticos, pues los químicos que contienen son efectivos.

Aprender Fitoterapia, plantas que curan ✨

Hoy en día el uso y la formación en fitoterapia va en aumento, así como el consumo de plantas medicinales en combinación con medicamentos prescritos.

Ten presente que si deseas hacer esto, debes consultar con el especialista, ya que algunas plantas pueden interactuar con el medicamento y provocar reacciones adversas.

¿Es efectiva?

Las plantas contienen los principios activos de algunos medicamentos, quizás en menor proporción, pero esto no evita que sean efectivas para solucionar algunos malestares menores e incluso, pueden llegar a curar afecciones de escasa gravedad.

Muchos medicamentos utilizados en la oncología provienen de la naturaleza, son sustancias que se han extraído de hongos, plantas, bacterias y minerales, y que han pasado por un proceso de estandarización y control estricto antes de nuestro consumo y se les conoce como fitofármacos.

La concentración del principio activo beneficioso en las plantas suele variar debido a la variabilidad presente en el crecimiento de las plantas, su procesamiento, recolección y manipulación. Es en este punto en el cual su eficacia puede verse reducida si lo comparamos con los productos farmacéuticos, en los cuales el principio activo se encuentra siempre en la misma proporción.

Las plantas más importantes en la medicina natural

Si te decides a hacer formación en fitoterapia, estudiarás muchas de estas plantas ya que sus beneficios puede ayudarte si presentas alguna enfermedad o síntoma que deseas aliviar o bien, enfermedades que quieres evitar:

Ginseng y fitoterapia

Ginseng

En Corea y en China se considera que el Ginseng es la planta de la juventud ya que mejora el rendimiento físico e intelectual. Es muy utilizada para tratar la fatiga.

Harpagofito o Garra del Diablo

Proviene del sur del continente africano, en especial en el desierto del Kalahari. Se utiliza para tratar enfermedades dolorosas y esguinces en las articulaciones.

Valeriana

valeriana planta

Es utilizada por sus propiedades relajantes desde épocas antiguas. Sus propiedades se concentran en la raíz y el rizoma. Es muy utilizada para recuperar la calma, controlar el estrés y combatir el insomnio.

Vid roja

Utilizada desde la antigüedad para obtener vino y uvas, las hojas de la vid son utilizadas para favorecer la circulación y aliviar la fatiga y sensación de pesadez en las piernas.

Ginkgo

Considerado un árbol sagrado se sabe que vive miles de años, uno de sus ejemplares es el árbol más antiguo sobre la Tierra. Tiene propiedades antioxidantes, mejora la concentración y la memoria.

Eschscholtzia

Es reconocida por sus efectos sobre el sueño y se le conoce como la amapola de California. Favorece el sueño ininterrumpido y suele utilizarse como complemento de la valeriana.

Cúrcuma

Mejora los problemas estomacales y el tránsito intestinal, el funcionamiento y el hígado. Su consumo reduce los niveles de glucosa y cuenta con propiedades antiinflamatorias. Mejora el flujo sanguíneo.

Aloe Vera

Aprender Fitoterapia, plantas que curan ✨

Fortalece el sistema inmune y nos ayuda a tratar problemas dérmicos como la pérdida de cabello, alergias cutáneas, dermatitis, cicatrices y heridas. También tiene efectos positivos sobre el sistema digestivo, alivia las inflamaciones y el dolor.

Diente de León

Esta planta alivia afecciones urinarias y su alto contenido de vitaminas y minerales ayuda a mejorar el flujo de la bilis, riñones, regular el hígado y alivia dermatitis, eccemas y cataratas.

Rhodiole

El rizoma de esta planta típica de Asia, Siberia, América del Norte y Escandinavia tiene la propiedad de facilitar el descanso y aliviar el estrés.

Echinácea

Su raíz contiene principios activos con propiedades inmuno-estimulantes. Era utilizada por aborígenes americanos para tratar mordeduras de serpientes y heridas. Es recomendada también para el alivio de enfermedades respiratorias.

Alcachofa

alcachofa cardo salvaje

Proviene del cardo salvaje, son inflorescencias que permiten desintoxicar el organismo y estimulan la digestión.

¿Tiene efectos secundarios?

La fitoterapia tiene efectos adversos si las plantas se consumen sin control o se aplican a patologías para las cuales no están recomendadas. También es importante recalcar que las plantas deben estar libres de pesticidas y deben ser manejadas con cuidado, ya que esto puede intoxicar al consumidor.

Es necesario medir cuidosamente las cantidades a consumir, si bien la concentración de los principios activos es baja en las plantas, esta puede llegar a ser toxica y a producir efectos no deseados. También pueden interactuar con medicamentos, en especial aquellos utilizados en tratamientos de afecciones crónicas.

Es necesario conocer los beneficios, contraindicaciones y efectos adversos de cada planta que vamos a consumir. Deben ser tratadas como medicamentos. Por eso es imprescindible tener una formación en fitoterapia mínima antes de autoconsumir o recomendar cualquier tipo de remedio.

¿Cómo consumir plantas medicinales?

La efectividad de las plantas medicinales dependerá de su presentación, dosis y forma de administración. Una vez conoces tu afección y la planta que puede aliviarte, entonces debes consultar la forma de administración más efectiva con un especialista.

Forma líquida: es la forma más común, pueden ser infusiones, decocciones, maceración o tisanas. También se incluyen jarabes, gotas y aceites esenciales.

Forma semilíquida: son formulaciones de uso externo, como emplastos, cataplasmas, cremas, geles y pomadas.

Forma sólida: son comercializados por tiendas naturistas, se presentan como cápsulas, raíces en polvo y otros preparados. La concentración de principios activos y su efectividad es mayor.

Como ves el estudio de las plantas medicinales es casi un arte que viene heredado de la antigüedad. Se trata de una formación intensa, pero muy satisfactoria ya que la efectividad de los remedios fitosanitarios es probada y de aplicación real en la medicina tradicional.

Actualmente existen gran variedad de cursos online a cerca de esta materia que podrían interesarte y realizar una formación de calidad desde la comodidad de tu casa.

[anuncio_b30 id=2]